Dependencia emocional, ¿qué es y cómo acercarnos a una relación sana?

¿Qué es la dependencia emocional? ¿Todos la tenemos en una relación? ¿Pueden ser dependientes ambos miembros de la pareja? ¿Es sano sentir dependencia?

Me gustaría ir resolviendo estas dudas que me habéis planteado a lo largo de estos días sobre la dependencia emocional. Primero dejar claro que todos los individuos somos seres sociables, lo que indica la necesidad de contacto con los otros y de interacción. Es por este motivo, por el que en muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida seremos personas que dependerán de otras. ¿Será la dependencia mala en todo momento? No. Ser dependiente en algunos momentos es incluso necesario. Pongamos el ejemplo de un bebé o un niño pequeño. En este caso, vemos muy claro que desde el inicio de nuestra vida dependemos de una persona externa para sobrevivir.

Vamos a diferenciar entre dos tipos de dependencia:

? ??????????? ????????. Esta dependencia se da en las relaciones en la que una persona, depende de otra. Volviendo al ejemplo anterior, esta es la relación que se establece entre padres e hijos pequeños, en la que los adultos proveen de los cuidados necesarios para la supervivencia y desarrollo de los menores.

? ??????????? ??????????. Es la característica que tienen las relaciones sanas y equilibradas entre adultos (tanto en el ámbito sentimental como en planos sociales). En ella, ????? miembros reciben y dan de forma equitativa, se respetan, se cuidan y se apoyan.

La dependencia vertical en la edad adulta dentro de las relaciones sentimentales o de amistad indicaría la falta de igualdad dentro de la relación, una relación asimétrica. Existe una persona que ofrece esos cuidados con la finalidad de mantener dicha relación, mientras otra los acoge como forma de satisfacer sus necesidades.

Podríamos decir que estando en una relación de dependencia “dejas de ser tú” para ser un poco más como desea la otra persona, cuando tu felicidad, depende de ella. Observamos frases del tipo: “te necesito”; “no puedo vivir sin ti”; “lo haría todo por ti”.

Este tipo de dependencia tiene varias características:

Idealizar a la otra persona. Se comete un tipo de error cognitivo en el que se maximizan sus cualidades sin prestar atención a los puntos débiles.

Temor a la ruptura y ansiedad ante la soledad. Habituarse a formar parte de un conjunto de una forma extrema y perdiendo la individualidad hace que sintamos pánico a esa pérdida y evitemos encontrarnos con nosotros mismos.

Se generan dinámicas tóxicas. Las personas dependientes viven su vida pre stando extremada atención a la opinión de la otra persona, y adaptando su comportamiento a lo que el otro espera o solicita. Esto tiende a crear dinámicas tóxicas en la relación (control, alteración de amor-odio…).

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Shopping Basket